PLAGAS DOMÉSTICAS

¿Tienes problemas de plagas en casa?

Nuestra ciudad es propensa a contar con invitados no deseados sobre todo en tiempos de calor extremo, es importante tomar algunas previsiones para evitar malos momentos y sobre todo, prevenir cualquier tipo de enfermedades ocasionadas por los insectos domésticos

Consejos para eliminar plagas en casa

La cocina es el espacio del hogar más expuesto a la infestación de insectos y plagas. Por tanto, debes prestar especial atención a esta zona. Debes comenzar por dar una limpieza profunda, y luego una desinfección general, eliminando los insectos con activos naturales como naftalina, ácido bórico, vinagre, o quizá cloro o jabón diluido en agua, con cuidado y protección de manos, ojos y vías respiratorias.

Existen además en el mercado plaguicidas de uso doméstico que son excelentes para combatir plagas de cucarachas, ratones, termitas, hormigas, grillos, arañas, alacranes, moscas y mosquitos entre muchos otros que ya platicaremos en posteriores entradas.

Primero, debemos reacomodar la cocina, preparándola para dejar fuera a los insectos. Para ello, no dejes comidas a su alcance. Coloca los granos y las pastas secas en frascos de vidrio o de plástico de tapa hermética. También, pon en contenedores herméticos o dentro del refrigerador, las jaleas, dulces, mermeladas y otros alimentos similares. Si tu azucarera suele recibir hormigas, consérvala dentro del refrigerador.

Las semillas, harinas y los alimentos en polvo también atraen a las plagas. Colócalos dentro de contenedores de vidrio o plástico de cierre hermético, o al menos en bolsas de cierre total.

Si has dejado algún alimento expuesto y notas la presencia de insectos, o lo que es peor, de deposiciones de roedores u otras alimañas, simplemente tira a la basura esta comida. Recuerda que los roedores domésticos y algunos insectos acarrean enfermedades que quedan depositadas tanto en los alimentos que tocan, como también en sus envases y contenedores, por el lado externo. Es preferible perder el dinero que costó el alimento mal guardado, tirándolo a la basura, que arriesgar a tu familia a enfermedades ocasionadas por esto.

Para combatir plagas, recuerda limpiar cotidianamente las alacenas, gabinetes y zonas de guarda de alimentos. Aunque conserves los ingredientes de tus platillos en contenedores de vidrio o plástico con cierre hermético, cabe la posibilidad de que los insectos y alimañas merodeen por la zona. Limpia regularmente, aspirando primero y desinfectando después, y recuerda ventilar y secar antes de cerrar las puertas de las alacenas limpias y preparadas para combatir a los visitantes indeseados.

Print this pageEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *